Directora de Escuela de Educación de la UCN analiza el nuevo escenario de la evaluación en el contexto escolar.

Académica analizó proyecto que termina con las calificaciones de primero a cuarto básico

“Lo importante es discutir sobre la forma de evaluar, su finalidad, y cómo a partir de la evaluación orientamos el aprendizaje, reduciendo el discurso a la mera calificación o al control externo de lo que hace el estudiante”, explicó la directora de la Escuela de Educación de la Universidad Católica del Norte (UCN), Nielka Rojas, al referirse a la iniciativa que busca terminar con las notas de Primero a Cuarto Básico, modificando la Ley General de Educación (LGE).

Sobre el proyecto que busca eliminar las calificaciones en el proceso formativo de los estudiantes, la especialista apuntó que uno de los objetivos es evitar la presión y la competencia entre los estudiantes.

“La esencia del proyecto se comparte en que se generen mecanismos cualitativos centrados en los procesos formativos; sin embargo, no se aleja de la mirada que promueven los proyectos educativos, en que se concibe la evaluación como una oportunidad de aprendizaje para todos los niños y niñas de nuestro sistema escolar”, puntualizó.

El proyecto plantea que los establecimientos definan un sistema de evaluación que permita disminuir el estrés que produce en niños y niñas las calificaciones numéricas, además de bajar la deserción escolar temprana, la alta competitividad y terminar con la rigidez del sistema.

En este contexto, Rojas destacó que, en un ámbito menos especializado, la evaluación se traduce a una calificación o un número. No obstante, al interior de la escuela se entiende que el proceso de la evaluación es una actividad sistemática de identificación y recogida de información sobre hechos educativos, que permiten una valoración que se acompaña de una toma de decisiones continua por parte del profesor o profesora.

Fuente: www.ucn.cl