Estudiantes con discapacidad auditiva estudiarán pedagogía en la UCN

Durante su enseñanza media las jóvenes participaron en el programa “Yo Sigo Mi Vocación”.

Emocionadas, expectantes y orgullosas, están Valentina, Nayely y Krishna, tres estudiantes antofagastinas con discapacidad auditiva, que finalizaron su proceso de matrícula a la carrera de Pedagogía en Educación Básica con Especialización de la Universidad Católica del Norte (UCN).

Las jóvenes, durante su enseñanza media, participaron en el programa extracurricular “Yo Sigo Mi Vocación”, que imparte esa casa de estudios superiores, el cual las preparó para cumplir su sueño de ser futuras profesoras.

Junto a sus familias, realizaron su proceso de matrícula, el cual las tiene como alumnas en la Educación Superior. “Me siento muy feliz de ingresar a la universidad por primera vez. Somos tres chicas sordas que queremos estudiar pedagogía y lo logramos”, señaló Krishna Contreras.

En tanto, para Nayely Ortíz, es un orgullo poder iniciar una nueva etapa académica. “Me siento feliz, ya que podré enseñarle a niños y niñas sobre la cultura sorda”, explicó.
Asimismo, Valentina Ampuero, destacó que junto a sus compañeras están cambiando el futuro. “Vamos a enseñar muchas cosas y ayudar a niños y niñas sordos a aprender”, indicó.

Las estudiantes que provienen del Liceo Domingo Herrera Rivera (B-13) de Antofagasta, participaron durante dos años del programa “Yo Sigo Mi Vocación”, iniciativa en la que participaron de módulos y clases junto a más de 50 estudiantes de otros establecimientos de la ciudad, quienes también aprendieron a comunicarse con ellas a través de la lengua de señas.

“Yo Sigo Mi Vocación”, es impartido en la UCN a través del Plan de Mejoramiento Institucional (PMI 1501).

INCLUSIÓN
Para la UCN promover la inclusión e integración en cada una de sus unidades y áreas, es un trabajo que debe realizarse en conjunto con toda la comunidad universitaria.

“Es un desafío institucional que asumimos con mucha cooperación de la Vicerrectoría Académica (VRA) y de la Dirección General Estudiantil (DGE). Queremos darle la mejor respuesta a esta necesidad que tiene la sociedad de incluir a personas con discapacidad”, mencionó Juan Pablo Garrido, secretario Académico de la Escuela de Educación de la UCN.

El profesional agregó que es un desafío para los académicos, ya que significa entrar en otra dinámica de la inclusión social. “Dar una mejor respuesta como profesores que están construyendo una sociedad distinta, más inclusiva, que respeta la diversidad, la diferencia y que quiere también ser tolerante y respetuosa con todas las personas”, finalizó.

FUENTE: NOTICIAS UCN